Buscar ...

Síguenos ...

Red Social Facebook Red Social TwitterRed Social 

YoutubeRed Social Instagram

Contacto

¿POR QUÉ ADQUIRIR UN SOPORTE PARA PORTÁTIL?

Porque son útiles, cómodos, ayudan a mejorar la postura frente al computador, hacen más fácil el trabajo y protegen el portátil. ¡Recuerde! que para ser más productivo y evitar enfermedades laborales, siempre debe tener una de estas valiosas herramientas para mejorar su postura frente al computador.

Cuando compre unos de estos soportes para su portátil o laptop, busque uno con nivelación de alturas para que se ajuste a sus necesidades y que tenga orificios que permitan la circulación del aire evitando que se recaliente el portátil.

CARACTERÍSTICAS

En el mercado puede encontrar gran variedad de soportes con variación de tamaño en la plataforma, peso, nivelación de alturas, hechos en malla metálica, plástico y también en madera reforestada y certificada que cuida el medio ambiente, como los de Artecma.

IMPORTANCIA

Una de las razones para el uso de estos soportes es evitar el recalentamiento del portátil o laptop, al usar éstos durante largos períodos de tiempo; además de ser peligroso, si se pone el computador en las piernas, como lo hacemos normalmente.

También se afecta el rendimiento y se producen fallas en el equipo; este tipo de incidentes es frecuente en los portátiles, precisamente porque los sistemas de refrigeración incorporados no están desarrollados para soportar el calor generado por los propios componentes del ordenador cuando éste se utiliza durante muchas horas.

En Artecma te ofrecemos dos diseños: la mesa para computador portátil ref. 0964 , que se diseñó para personas de estatura promedio o bajas, y el Soporte para Laptop ref. 1286, especial para personas que midan de 1,70 en adelante o que son más altas, ya que cuenta con una altura mínima de 9 cm y una altura máxima de 19 cm. Además, estos productos disminuyen la fatiga visual, reducen la tensión del cuello y optimizan su espacio de trabajo, generando mayor productividad y menos enfermedades laborales.